fbpx

Así se desaloja del poder a un presidente norteamericano

¿Cómo se desaloja del poder a un presidente de un país en el que no existe la moción de censura?

¿Cómo se desaloja del poder a un presidente de un país en el que no existe la moción de censura?

El proceso de impeachment o destitución es llevado a cabo por el poder legislativo, es decir, por el Congreso de los Estados Unidos. Al igual que ocurre en España, el Congreso de EE.UU. es bicameral, está formado por la Cámara de Representantes y por el Senado.

El proceso de destitución es iniciado por uno de los 435 miembros de la Cámara de Representantes, quién acusa formalmente al presidente de haber cometido uno o varios delitos de los que recoge el artículo II de la Constitución. Estos pueden ser corrupción, sobornos, traición o «algún delito mayor».

Esta acusación es recogida por el Comité Judicial de la Cámara y deben decidir si se procede o no a convocar un juicio político contra el presidente. De posicionarse a favor del inicio del procesamiento, el presidente del comité emitirá una resolución instando a la Comisión Judicial a iniciar una investigación formal sobre la acusación que ha realizado el congresista.

Una vez realizada la investigación, todos los miembros de la Cámara de Representantes son llamados a pronunciarse a favor o en contra de las acusaciones contra el presidente. En el caso de que uno o varios delitos se vean apoyados por la mayoría de los representantes -218 votos- el presidente será informado de que a partir de ese momento queda inmerso en un juicio político aunque, de momento, se mantiene en el cargo.

El juicio político se lleva a cabo por parte del Senado. Para esta ocasión, el vicepresidente de EE.UU., que según la Constitución es el presidente del Senado, es relevado por el presidente de la Corte Suprema de EE.UU. La primera acción que lleva a cabo es elaborar un reglamento por el que se regirá el juicio político.

Todos los senadores actuarán como jurado del juicio, mientras que un grupo de miembros de la Cámara de Representantes serán los que acusen y presenten las pruebas pertinentes en contra del presidente. En su caso, también llamarán a los testigos.

Una vez acabado las vistas del jucio, el Senado es reunido en una sesión especial privada para debatir y acordar los términos del veredicto final. Al finalizar esta sesión, todos los miembros votan públicamente si aprueban o rechazan este veredicto.

Con dos tercios a favor del mismo, el presidente es informado de que a partir de ese momento es destituido de su cargo, perdiendo todos sus privilegios. Además, el Senado puede incluir una votación adicional para prohibir al presidente que ocupe otro cargo en la administración durante cierto tiempo.

Deja un comentario