Madrid, 25 de noviembre. Círculo de Bellas Artes. Carolina Punset inicia un debate llamado “El nacionalismo y el populismo. Los grandes retos de España y de la Unión Europea”. Pero se hace el silencio cuando Juan Carlos Rodríguez Ibarra, expresidente de Extremadura y líder absoluto del PSOE en la región toma la palabra.

Ante los compañeros de mesa, entre los que se encontraban la eurodiputada Maite Pagazaurtundua, el secretario general ‘popular’ de Guipúzkoa, Borja Semper, y el dramaturgo Albert Boadella, Rodríguez Ibarra hizo una intervención que merece la pena leer. He aquí una transcripción (adaptada) de las palabras del expresidente extremeño.

“Uno de los problemas que hemos tenido en España es que, si tú no eras nacionalista periférico, eras nacionalista español. No había término medio. Sólo se podía ser nacionalista periférico o nacionalista español, con las connotaciones de facha que eso conllevaba. Había gente que pensaba, antes que me confundan con Fraga, que me confundan con Ibarretxe porque parecía que uno era mejor que el otro”.

¿Cómo se combate al nacionalismo periférico?” -continuó el expresidente- “Combatiendo el nacionalismo español”, zanjó. “Nosotros ponemos fronteras para que el que tenga una piel distinta a la nuestra no entre”.

“Yo no me siento orgulloso de haber nacido en España, me siento afortunado”, indicó. “Sólo me siento orgulloso de las cosas que yo he contribuido a hacer, pero de lo que no he contribuido a hacer no”. “Doy gracias todos los días de haber nacido en Mérida, porque si llego a nacer en Siria estaría muerto”.

“¿Cómo se combate ese nacionalismo?” preguntó retóricamente el expresidente, “combatiendo el [nacionalismo]español y combatiéndolo también en su terreno”.

Es verdad que los socialistas, muchas veces, están cometiendo errores de bulto”, reconoce, “el socialismo catalán que podía tener una justificación cunado yo los he conocido con veinticinco diputados”. “Ahora tienen 7 y bajando” indica.

“Parece mentira que los socialistas vascos hayan sido capaces de firmar el acuerdo con el PNV”

El buen negociador sabe que lo importante es hacer un agujerito, porque hacer un agujerito en una negociación supone que ya se irá agrandando”, indica, “ya puedo meter el dedo”.

“Lo que se acaba de aprobar entre el Partido Socialista de Euskadi (PSE) y el Partido Nacionalista Vasco (EAJ-PNV) es un agujerito porque todo lo envuelven dentro del ordenamiento vigente. Lo que pasa es que dicen que el ordenamiento lo van a cambiar. Van a cambiar la constitución y van a cambiar el estatuto”.

“No es verdad que en el País Vasco, para el documento ese, el euskera y el castellano sean equiparables”, apunta, “el euskera es la lengua del País Vasco y por allí también anda el castellano”. “No existe el terrorismo de ETA, existe la ‘violencia’ de ETA en el documento”, critica. “Parece mentira que los socialistas vascos hayan sido capaces de firmar eso”.

“Después está el tema del derecho a decidir y de la nación. Lo de la nación no es gratuito. El otro día decía Iceta (PSC) ‘queremos que se nos reconozca como nación. El parlamento catalán ha dicho que somos nación, reconózcannos ustedes como nación’. Menos mal que el Parlamento catalán ha dicho sólo que son nación, porque el parlamento podía haber dicho que eran marcianos, y tendríamos que reconocer España está formada por españoles y por marcianos. Pero ha dicho nación”.

Estuve en un debate no hace mucho con el señor Tarda (ERC) y dijo ‘nosotros nos vamos cuando seamos mayoría’. Esos argumentos, uno porque queremos que nos reconozcan como somos y otro porque somos mayoría y nos vamos…Un escocés nunca diría eso. Un escoces diría: ‘Porque la historia nos avala. En el año 1707 firmamos el acta de unión con Inglaterra y ahora nos queremos marchar’. Pero es que Cataluña nunca fue ni nación ni estado. Nunca. Eso es una mentira”.

“¿Por qué quieren ser nación?”, se pregunta Ibarra, “porque quieren ser nación”. “Desde la Revolución Francesa para acá, todo el que hace una nación, quiere hacer un estado”, explica, “¿y para que lo quieren también? Para ejercer el derecho a decidir”.

“Vamos a combatirlo con sus propias armas: yo estoy dispuestos a reconocer a Cataluña y País Vasco como nación a cambio de que ellos reconozcan que España es una nación. Porque si ellos por ser nación pueden votar, nosotros por ser nación podemos votar. Somos nación. Que lo digan, y si lo dicen, todos los españoles tenemos derecho a decidir nuestro futuro incluido la integridad territorial”.

Compartir
Politólogo por la Universidad de Salamanca. Máster en Comunicación Política e Institucional por el Instituto Universitario de Investigación Ortega y Gasset y Máster Oficial en Marketing, Consultoría y Comunicación Política por la Universidad de Santiago de Compostela.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here